TANZANIA Cautivadora: Esencia Africana. Capítulo 2.

Día 3: PARQUE NACIONAL DEL LAGO MANYARA

Hoy toca madrugar, pero merece la pena. Nos trasladamos al Parque Nacional de Lago Manyara. La entrada a este parque es sorprendente, totalmente diferente al resto de parques. Un bosque de montaña con una densa vegetación tipo selva nos da la bienvenida,  mucha  agua,  cascadas… la verdad es que no te lo esperas…

Está situado a los pies de la falla del Rift y a diferencia de otros parques, permanece todo el año verde, ya que recibe las aguas subterráneas que caen en el área del Crater del Ngorongoro.  El Lago Manyara es un parque pequeño de sólo330 kilómetroscuadrados de los cuales 200 ocupa el lago cuando tiene su caudal a pleno. Varía de tamaño en función de las lluvias pero es habitual ver bandadas de flamencos,  familias de hipopótamos que campan a sus anchas y grandes herbívoros como el búfalo …

Durante los meses de julio a octubre, la estación seca baja notablemente el nivel del lago y los grandes mamíferos deben acercarse más a por agua. Entonces es más frecuente ver a los dueños del lugar: los elefantes y a leones y leopardos merodeando a los búfalos y jirafas que llegan a beber. Las lluvias llegan en noviembre y hasta el mes de junio aportan grandes cantidades de agua al caudal del lago. Es el momento ideal para la observación de aves.

Os aconsejo que llevéis prismáticos. Hay mucha avifauna y para poder ver bien el resto de animales, es recomendable utilizarlos. Es imposible acercarse hasta el mismo borde del lago, puesto que hace un par de años hubo una subida del nivel de aguas y cambio de salinidad y desde entonces, no se puede acceder hasta el borde como antes…

En el parque también hay otro tipo de actividades a parte del safari para avistamiento de animales  como canoa,  caminatas  por selva, rappels…

Día 4º : PARQUE NACIONAL DEL SERENGETI

Nuestro cuarto día trascurre de camino al parque Nacional del Serengeti, que en lengua suajili significa “llanura sin fin”. Que deciros de este parque que no sepáis ya. Es la esencia pura de Africa. La imagen de las interminables llanuras amarillas . Es el único parque de Tanzania que vais a poder conocer (si así lo queréis) desde el aire en un globo aerostático. Es una experiencia fantástica ya que los animales no se espantan con el ruido de los motores (como sí pasa con la avioneta…)

Los leones son los grandes señores de este parque y es fácil ver a las familias de leones con sus crías devorando algún ñu

El Parque Nacional Serengeti es uno de los espacios protegidos del mundo más impresionantes para los amantes de la naturaleza. Patrimonio dela Humanidadporla UNESCO, cuenta con una extensión de más de14,000 kilómetroscuadrados de fauna salvaje y de flora diversa, y es uno de los lugares más visitados de África. El Serengeti es la joya de África, un espacio natural donde podemos encontrar desde leones a cebras, jirafas, así como migraciones de ñúes. Otras especies que podemos encontrar aquí son los rinocerontes, los elefantes, así como un buen número de aves rapaces.

Este parque recibe casi dos millones de ñus en busca de pastos frescos para alimentarse y tener a sus crías. Cuando llega el momento de desplazarse al norte en busca de comida los ñus cruzaran el río Mara y serán alimento de los cocodrilos que se dan un gran festín.

Los leones son los grandes señores de este parque y es fácil ver a las familias de leones con sus crías devorando algún ñu… siempre en este caso los guías nos van a dar indicaciones precisas de cómo actuar. No debemos olvidar que por muy bonitos que sean estos leones, son animales salvajes. Hay que evitar hacer movimientos bruscos, hablar en voz alta, o hacer cualquier tipo de sonido que pueda molestar a los animales… están en su hábitat natural y nosotros solo estamos de visita, y además sin invitación! Jeje!

A la entrada del parque se encuentra la garganta del Olduvai, en la parte este del Serengeti, al norte del país, y se encuentra dentro del Valle del Rift que cruza Tanzania. Aquí, la arqueóloga Mary Leakey encontró los restos del homínido más antiguo hasta la fecha conocido (1,6 millones de años). Se trata de una zona de barrancos considerada como la cuna de la humanidad ya que aquí se cree empezó la vida, empezó todo.  Cerca dela Gargantade Olduvai encontraremos un pequeño museo con los restos y la historia de su hallazgo.

Tierra de pastos para los masáis, no es difícil encontrarlos junto a sus rebaños de vacas. De hecho, tuvimos la oportunidad de encontrarnos con un joven pastor al cargo de su rebaño y le pedimos al guía que le preguntara si podíamos hacerle alguna foto (es muy importante pedirles permiso para tomar alguna instantánea). Tras detener el  Toyota  y hablar con él  para pedirle permiso, este lo denegó. Los masáis tienen la creencia de que si le haces una foto, les quitas parte de su alma… así que seguimos con nuestra ruta, de vuelta a casa ya.

Día 5º:  PARQUE NACIONAL DEL SERENGETI – CRÁTER DEL NGORONGORO

Seguimos recorriendo este maravilloso parque en busca de alguna de las familias de guepardos o si tenemos suerte, para ver un solitario leopardo encaramado a alguna acacia con su presa, no tuvimos tanta suerte. Era nuestro segundo día en Serengeti. Pudimos ver un grupo de cuatro guepardos a la sombra de una acacia, pero estaban lejos y a contraluz. Por si fuera poco, subían y bajaban constantemente del árbol. Así que a primera hora de la tarde nos fuimos acercando ya hacia el área de conservación del cráter del Ngorongoro donde pasamos la  noche.

 

Atención: Utilizamos cookies para asegurar que te ofrecemos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Para obtener más información haz click Leer más... Aceptar