ETIOPÍA, descubriendo la antigua Abisinia. Capítulo 1.

La verdad es que Etiopía no es un destino turístico digamos habitual. Es otro de esos países africanos interesantes cuyo potencial no ha sido tan explotado como el de Kenia o Tanzania por ejemplo. Cuando escuchamos hablar de Etiopía pensamos en un país de algún lugar recóndito de África, donde seguramente hace mucho sol y nos podríamos encontrar con unas cuántas tribus,  atrevidos exploradores… pero es mucho más que eso, y lo hemos vivido en primera persona.

EtiopiaEtiopía son sensaciones, son emociones y experiencias. Su rica vertiente étnica y un patrimonio natural increíble condensado en 9 parques nacionales convierten al país en una auténtica maravilla. En el sur del país nos podemos encontrar con tribus que matienen intactas sus tradiciones y estilo de vida desde hace siglos. Sin embargo en el Norte, nos sorprenderemos con los bien conservados castillos de Gondar o las impresionantes iglesias escavadas en la roca de Lalibela… nos ponemos en marcha, todo listo ¿nos acompañas?

ADDIS ABEBA

Nos juntamos 8 amigos. Empezamos la aventura despegando de Bilbao e hicimos escala en Frankfurt para después ponernos rumbo a Addis Abeba. Estábamos un poco nerviosos, por aquello de los tópicos sobre Etiopía…que era un país peligroso y demás… pero nada más lejos de la realidad.

Era de noche cuando llegamos a la capital de Etiopía. Nos alojamos en un hotel céntrico de la ciudad. Estábamos cansados, nos tomamos una ducha fresca y cargamos pilas para el día siguiente. Tras un buen desayuno, nos dirigimos hacia el Museo Nacional. Un museo muy interesante para centrarnos en la historia del país y observar las diferentes zonas geográficas que íbamos a recorrer. Cambiamos de moneda y empezamos a callejear para hacernos un poco la idea del día a día de los principales barrios. Había mucha vida en la calle.

Tuvimos la oportunidad de visitar la catedral de la Santísima Trinidad, donde se encuentra Haile Selassie, último emperador de Etiopía y considerado el mesías por el movimiento Rastafari originado en Jamaica. De ahí que los colores utilizados por los rastafaris sean los mismos de la bandera etíope.

Etiopia - MerkatoNos detenemos en el mercado local, el Merkato. Cuando se trata de compras, el regateo es la regla general. Tuvimos un pequeño altercado con los comerciantes pero nada importante. Es un lugar fascinante, escaparate de todo lo disponible en la zona y lugar de encuentro del pueblo. Te puedes encontrar cualquier producto etíope con los demás objetos del resto del mundo.

Además de ser el centro comercial de Addis Abeba, el Merkato es el motor comercial del país. Es uno de los mercados al aire libre más grandes del mundo.  No descansa, el sábado por la mañana es el momento de mayor actividad, atrayendo alrededor de 50.000 compradores y vendedores de la ciudad y alrededores.

Etiopia - Santisima TrinidadTuvimos la oportunidad de visitar la mezquita de Anwar y también la catedral de la Santísima Trinidad, donde se encuentra Haile Selassie, último emperador de Etiopía y considerado el mesías por el movimiento Rastafari originado en Jamaica. De ahí que los colores utilizados por los rastafaris sean los mismos de la bandera etíope.

Por la tarde noche, nos fuimos a cenar a un restaurante típico de la ciudad donde probamos el vino etíope, ¡delicioso por cierto!  Al final, como siempre, nos liamos y acabamos tomando algunas copas en un bar cercano…esas costumbres no cambian, ni en Etiopía!

El Norte: LALIBELA y GONDAR

Etiopia - LalibelaAl día siguiente hicimos una excursión hacia el norte para acercarnos hasta Lalibela y ver la Iglesia de San Jorge. Se trata de una de las iglesias mejor conservadas de todos los templos ortodoxos labrados en piedra. Fue construido como una representación de Tierra Santa por la Dinastía Zagüe. Hoy en día, continua con su actividad religiosa mientras reciben visitas de miles de peregrinos y turistas, curiosos por descubrir este laberinto de pasadizos de piedra.

Gondar es otro lugar cargado de magia en Etiopía. ¿Quién nos iba a decir que en Etiopía nos íbamos a encontrar con castillos medievales? Por un rato, nos olvidamos que estábamos en África, podría ser cualquier otro rincón de Europa. Un lugar curioso la verdad y Patrimonio de la Humanidad desde 1979). Se la conoce también como “la Camelot de África“.

Atención: Utilizamos cookies para asegurar que te ofrecemos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Para obtener más información haz click Leer más... Aceptar